Con la fe erosionada

Margarita Aguilar Ruiz (Chiapas – México, 1968) es una escritora mexicana licenciada en medicina. Por muchos años ha desempeñado su labor  como médica especialista en salud pública especialmente  en comunidades rurales,  indígenas y con mujeres vulneradas por enfermedades ligadas a la discriminación de género (como el VIH/SIDA), étnica, sociocultural… Actualmente es Directora de Protección Contra Riesgos Sanitarios del gobierno del Estado de  Chiapas. 

En el ámbito literario, Margarita Aguilar, ha escrito novelas sociales sobre los grupos vulnerables y el impacto de condiciones como el VIH/SIDA, la violencia de género, la trata de personas, la inequidad social y la militarización: “Con la fe erosionada”, ‘’Rosario: el rostro femenino del SIDA’’,  “La casa de los Cipreses”, “Rosas sin cáliz”, “Desarraigada”, “Acordes de Espinas” y “Balam antsetik”.

“Con la fe erosionada” 2002

“Con la fe erosionada”, entre lo real y lo ficticio, aborda el tema del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH/Sida) y los riesgos de contraer la infección en las zonas indígenas de Chiapas. Rescata las vivencias de 10 mujeres indígenas y mestizas de diversas clases sociales, infectadas por el VIH a partir del conflicto zapatista.

Azucena, una joven religiosa mexicana, llega a San Cristóbal, con la intención de hacer crecer su vocación. Su vida adquiere otro sentido tras el encuentro con Lucía Santis, una indígena tzotzil que con su historia logra evidenciar los temas más candentes ligados a la sexualidad, el VIH/sida, la migración y la prostitución en el estado de Chiapas. Con la fe erosionada vamos de la mano de Azucena y Lucía. Azucena en su búsqueda, Lucía al encuentro. La Fe se inquieta, se detiene, se libera; porque la fe es intimidad pura. La fe, como el amor, no vive ni muere en tumulto, y por lo tanto, no está condicionada a las circunstancias y conveniencias de quienes administran las instituciones religiosas.

El “padre” Botija, por su parte, nos enseña cómo el ser humano es corruptible aún tratándose de individuos cuya formación ha sido modelo de pulcritud y disciplina en una sociedad moralista de la que es producto; en Chiapas y en el mundo. La cultura del dogma va cediendo paso a la crítica, al cuestionamiento y a la opinión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad